23.6 C
Quintana Roo
sábado, junio 22, 2024

Videos

spot_img

Productores Agrícolas de Quintana Roo Sufren Pérdidas Significativas debido a la Intensa Temporada de Calor

Los agricultores del estado de Quintana Roo han visto cómo al menos una tercera parte de sus cultivos se han perdido debido a la severa temporada de calor. Muchos se ven obligados a vender sus productos a precios muy bajos para evitar el desperdicio, enfrentando una situación crítica que amenaza su sustento.

La intensidad de la actual temporada de calor ha afectado gravemente a los productores del campo en Quintana Roo, quienes han perdido una significativa porción de sus cosechas. Leobardo Limón Canché, representante de la Unión de Productores del Campo del Centro y Sur de Quintana Roo, explicó que las altas temperaturas han acelerado la maduración de las frutas y propiciado la proliferación de plagas dañinas para los cultivos.

“Estamos viendo cómo nuestros cultivos de sandía, piña y cítricos se están echando a perder rápidamente. Las temperaturas extremas han hecho que las frutas maduren antes de tiempo y las plagas han afectado considerablemente nuestras plantaciones”, señaló Limón Canché.

Un ejemplo claro de esta situación es la cosecha de sandía, donde casi 200 hectáreas ya han sido completamente recolectadas antes de lo previsto. Similarmente, las 800 hectáreas de piña y las tres mil 400 hectáreas de limón de un total de cuatro mil 500 hectáreas también han sido recogidas apresuradamente. Sin embargo, una de cada tres toneladas de estos productos no cumple con los estándares necesarios para su comercialización, obligando a los agricultores a deshacerse de ellas.

“Nos encontramos en una posición muy difícil. La fruta se deteriora demasiado rápido y no contamos con cadenas de distribución adecuadas ni instalaciones de refrigeración. Esta falta de infraestructura nos obliga a vender nuestros productos a intermediarios, conocidos como ‘coyotes’, a precios que no cubren ni siquiera nuestros costos de producción”, explicó el representante.

El precio de la sandía, por ejemplo, se ha desplomado a apenas 2 pesos por kilo cuando normalmente debería venderse alrededor de 14 pesos por kilo. “Lo hacemos porque preferimos obtener aunque sea un poco de ingreso para reinvertir en la próxima cosecha, en lugar de perderlo todo”, añadió.

Además de las altas temperaturas, la plaga conocida como “tizón” ha causado que una porción significativa de las cosechas se pudra antes de poder ser vendida, limitando la utilidad de los cultivos a solo un 60% del total. “Este año ha sido especialmente duro para nosotros. Algunos productores han manifestado que, si no logramos recuperarnos para agosto, abandonarán la agricultura y buscarán empleo en el sector turístico de Cancún y Playa del Carmen, donde la inversión y el esfuerzo son menores y los riesgos de perderlo todo por las inclemencias del clima son casi inexistentes”, concluyó Limón Canché.

La situación es crítica y plantea serios desafíos para la agricultura en Quintana Roo, destacando la necesidad urgente de medidas de apoyo y mejoramiento de la infraestructura para que los productores puedan enfrentar de manera más efectiva los efectos adversos del clima extremo.

Artículos relacionados

Síguenos

53,000FansMe gusta
13,000SeguidoresSeguir
14,000SuscriptoresSuscribirte
- Advertisement -spot_img

Lo Último